Desde que el pasado mes de diciembre se detectara el primer caso de neumonía por Coronavirus (nCoV) en la ciudad de Wuhan (provincia de Hebei), hasta la fecha, se han registrado 636 muertes y más de 31.000 contagios a lo largo y ancho del país. Su rápida propagación y extensión ha provocado una reacción del gobierno chino sin precedentes en el panorama mundial moderno.

La proximidad de la provincia de Hebei a importantes núcleos demográficos e industriales como Shanghai, Qingdao, Hangzhou o la propia Beijing ha provocado que las medidas de profilaxis impuestas por el gobierno chino estén afectando ya a la cadena de suministro en importantes áreas de fabricación.

(*) Casos de Coronavirus por provincias en China.

Las medidas de control, desinfección y seguimiento en el gigante asiático se han extendido a la totalidad del país (prolongación de las vacaciones por el Año Nuevo Chino hasta el 2 de febrero, aislamiento domiciliario en algunas provincias, fumigación generalizada de calles y espacios públicos, etc.) lo que nos lleva a pensar que la fábrica del mundo va a generar cambios en la cadena de suministro global cuya vigencia se verá condicionada a los siguientes tres aspectos fundamentales:

  • El tiempo durante el cuál las fábricas permanezcan cerradas.
  • El tiempo que el retraso en el retorno a la actividad de las fábricas afecte a los compromisos de suministro.
  • Cómo afectarán las medidas de precaución aplicadas por los países receptores y del propio gobierno chino a los plazos de suministro.

Por el momento, y según las noticias que nos llegan de los distintos operadores con los que trabajamos (oficinas comerciales en China, navieras, transitarios, etc.) la situación en el ámbito de la fabricación y suministro desde este país se está viendo afectada de la siguiente manera:

  • Fábricas: Los fabricantes nos transmiten que todavía no tienen fechas exactas de inicio de actividad. Cuánto más cercana es su ubicación al centro de la epidemia, más restricciones hay al movimiento de personas para su regreso a los centros de trabajo.
  • Logística: Las fechas de embarque programadas para la vuelta a la actividad tras las vacaciones, de momento, están siendo dilatadas. En primer lugar, porque la libre circulación de transportes está restringida y en segundo lugar, porque las propias empresas de logística no tienen aún claras cuáles han de ser las medidas de profilaxis a implementar en los envíos programados.

Bajo esta perspectiva, sólo cabe mantener la calma y asegurar los canales de información con fabricantes y distribuidores para garantizar unas noticias que, por otro lado, vemos continuamente, tergiversadas.

Nos consta, por la información que nos llega de nuestras oficinas en Qingdao, Ningbo y Shenzhen, que pronto, la actividad económica se verá restablecida. Es, en el momento de escribir este post, una incógnita de cuándo esto será una realidad.

Os mantendremos informados puntualmente de cómo se va desarrollando la actualidad de vuestras importaciones, esperando que pronto se vean restablecidos los canales de suministro.